Durante la menopausia se producen muchos cambios en el cuerpo de la mujer. Por culpa de la bajada de niveles de estrógenos, se pierde masa ósea. Esto no solo afecta a los huesos del cuerpo, también a los de la mandíbula.

Durante la menopausia hay que tener especial cuidado con la higiene bucal y con la salud de nuestros dientes. Es frecuente que sintamos la boca seca, cierto ardor, fragilidad, mayor propensión a padecer caries y otras sensaciones que son perfectamente controlables llevando una vida sana, ordenada y, por supuesto, visitando nuestra clínica de ortodoncia en Santiago de Compostela.

La menopausia puede llegar a aparecer a los cuarenta y cinco años o cincuenta, pero hay que empezar a trabajar antes, cambiando la alimentación y viniendo a revisión. A estas edades en las que se tiene más tiempo libre y se suele empezar a pensar profundamente en una misma, es normal plantearse: ¿y si me pongo ahora ortodoncia, y si elijo Invisalign?

menopausia y ortodoncia

La ortodoncia es compatible con la menopausia

Tanto la ortodoncia con brackets como las férulas de Invisaling son compatibles con la menopausia, pero no pueden diagnosticarse y usarse a la ligera. Todos los sistemas de ortodoncia provocan movimientos mínimos en los dientes, pero son movimientos. Por lo que siempre, siempre, siempre, hay que realizar un primer chequeo de la salud total de la boca antes de colocar la ortodoncia pertinente en caso de estar pasando por la menopausia.

En ocasiones, habrá que recurrir a implantes o realizar alguna intervención quirúrgica con el fin de asegurar la estabilidad de las piezas dentales. Programaremos las citas de revisión pertinentes para comprobar que todo vaya bien y podrás disfrutar de tener una sonrisa perfecta sin importar la edad.

Eso sí, para colocarte una ortodoncia en este periodo de tu vida, confía solo en profesionales que están al día de las últimas técnicas en el campo de la ortodoncia. Confía en DSQ Odontología