Higiene Dental

¿ En qué consiste ?

La limpieza dental profesional o profilaxis es un procedimiento dirigido a eliminar el sarro adherido a la superficie dental el cual se genera en zonas de difícil acceso en nuestra higiene diaria y las manchas superficiales.

¿Quien la realiza?

La higiene dental es llevada a cabo por nuestra higienista y tiene una duración de 40-60 minutos. Además te explicamos las diferentes técnicas de higiene oral individualizadas a tu caso.

¿ Qué es mejor el cepillado eléctrico o manual

Te recomendamos la mejor opción según tu habilidad manual, si eres portador de retención de ortodoncia, implantes , puentes … que dificultan tu higiene oral.

Pasos de la limpieza

Tu limpieza se realizará de una forma profunda y exhaustiva

Limpieza con Ultrasonidos

Empleamos una punta que vibra e irriga con agua facilitando la eliminación completa del sarro en aquellas zonas de difícil acceso para ti.

Fluorización

Para finalizar la limpieza aplicamos flúor para dejarte una sensación agradable en boca y fortalecer la superficie de tus dientes.

Tiras de pulido

Las usamos para eliminar el sarro y las manchas que pudiesen quedar entre los dientes y a donde la punta de ultrasonidos no llega.

Pasta de Pulido y spray de bicarbonato

En todos los casos utilizamos una pasta diamantada para eliminar las manchas superficiales que afean nuestros dientes. Para las manchas más severas y rebeldes, generadas por tabaco, se emplea el spray de bicarbonato. De esta forma notarás una sonrisa mucho más atractiva

Técnicas de higiene oral

Cada vez son más los productos que aparecen en el mercado para llevar a cabo una higiene óptima y es normal que aparezcan dudas. ¿Debo usar cinta dental ? ¿Y el irrigador dental? ¿Qué cepillo es mejor ? Nuestra higienista te resolverá todas las dudas.

Preguntas frecuentes

Al finalizar la limpieza dental con flúor, aconsejamos esperar una hora aproximadamente antes de beber y comer para que el flúor pueda ejercer su efecto remineralizante al incorporarse a la superficie de nuestros dientes.

La frecuencia va a depender de nuestros hábitos de higiene diarios pero recomendamos entre una y dos limpiezas al año.

Consecuencias de no realizar higienes periódicas

  • Gingivitis: Es la principal consecuencia. Se manifiesta a través de la inflamación de las encías, enrojecimiento y sangrado.
  • Periodontitis: Producida por una inflamación crónica de las encías y por el acúmulo de productos bacterianos en el entorno del diente. Cursa con pérdida de hueso y puede desencadenar movilidad y pérdida de los dientes.